No tengo ninguna respuesta, os lo digo ya, pero hace poco estuve impartiendo talleres a jovencicos entre 13 y 18 años y me saltaron miles de dudas, por si tenía pocas.
A veces me proponen dar talleres de ilustración o dibujo a niños… no termino de entender que los niños necesiten esas clases, ellos dibujan como medio de expresión y lo mejor que podemos hacer es no interponernos en ese camino de experimentación propia imponiendo el absurdo criterio de los adultos en el que las cosas están bien si se parecen a la realidad… ¡y una mierda!, con perdón.

Es un tema que se habla mucho en casa porque es una oportunidad de trabajo que estoy dejando pasar… o no, gracias a esas (infravaloradas ahora) clases de  Filosofía que en su día me embaucaron con el tema de la Mayéutica. Aquí voy a hacer un copia y pega de Wikipedia, que todos sabemos que es el camino más directo, mal que nos pese, y me sirve como recordatorio para despistaíllos:

«Mayéutica» es una simple palabra griega (μαιευτικη) dicha “maieutik” y que se traduce como obstetricia, es decir, la que se ocupa del parto o embarazo. La madre de Sócrates, Fainarate era comadrona.
Sócrates modificó el significado médico que tenía mayéutica y lo reorientó al ámbito filosófico. Mientras el significado real de mayéutica es «el arte de hacer nacer (bebés)», Sócrates lo focalizó en «el arte de hacer nacer o arte de dar a luz (al humano pensador)».

“El estilo socrático es que, a base de preguntas, el receptor de ellas medite y encuentre la respuesta él mismo”.

Total, que encontré la forma, y resulta que es la misma que utilizo con mis hijos para no darles respuestas directas y que lleguen a sus propias conclusiones, pero trasladadas al proceso creativo, que trata de potenciar las conexiones de ideas que hacemos, que igual no es tan fácil como lo pinto pero es posible llegar a pensar de forma creativa y es muy y enriquecedor (yo creo, no olvidéis que me dedico a pintar monigoticos varios y a tomar el sol en bragas, el que confíe en mi criterio que se atenga a las consecuencias).
Preparé unos ejercicios en los que dibujaron poco y rápido, pensaron mucho y rápido también, al principio hablaron poco o nada y acabaron salvando el mundo con sus ideas, y es que, por muy enfadados que parecía que estuvieran… tienen un buen fondo “que pa qué”.

Se les dio la posibilidad de crear cosas en un mundo donde todo lo que crees se puede hacer realidad, a base de preguntas y conjeturas sobre sus propias ideas, con una lógica que solo debía corresponderse en el mundo que ellos mismos estaban creando… M A R A V I L L O S O.
Son capaces de todo.
Hasta aquí todo bien, y eso que habíamos empezado todo con una visión bastante negativa del mundo y un enfado profundo al que no le quise dar más importancia que la que corresponde a una persona que está tomando conciencia del mundo adulto y no le termina de convencer. También rechaza todo lo que le ata a la infancia por considerarlo inferior y está solo en un proceso que la mayoría no sabemos manejar.

Y ahí me saltó la alarma. Están solos.

Cuando después la gente me preguntaba por los talleres, en vez de contestar: “bien, gracias”, que es lo que se hace en estos casos, pues me dio por comentar el tema del fuero interno que les bulle a estos jovenzuelos, y a todos les parecía normal.

Segunda alarma:

– ¿Hemos normalizado que los adolescentes están cabreados porque es lo que les toca?
– ¿No somos nosotros los que nos ocupamos de aportarles seguridad y estabilidad emocional de pequeños para que no se trunquen al llegar a esta edad tan crítica?
– ¿No somos nosotros el referente esperanzador de su futuro?
– ¿No será que es más fácil sacar balones fuera y pensar que es parte del proceso de adaptación, las hormonas, el cambio…? que también, pero, ¿todo?
– ¿No es la franja de edad donde más posibilidad de perderlos tenemos?
– ¿No os parece que falta alguna pieza o que algo no encaja en todo esto?
No hay más preguntas, señoría.
Ya os dije que no tenía respuestas, pero a ver si practicando conmigo misma la mayéutica llego a alguna conclusión. Lo que me ha quedado claro es que quiero hacerlo más, quiero trabajar con adolescentes, quiero investigar más sobre Pensamiento Creativo y cómo sacarles, de forma respetuosa y medio disfrazada de juego,  ese mundo interno lleno de dudas, miedos, pasiones, alegrías, y esperanzas para que puedan mirarlo de frente y decidir qué hacer con él, aunque sea en el mundo ficticio que les propongo el rato que estoy con ellos.

 

Os dejo un par de enlaces a los podcasts maravillosos de Madresfera, donde estos días se ha hablado también de adolescencia:

 

 

 

 

2 Comments
  • Nona Mercel

    Que interesante tu visión, yo tampoco tengo las respuestas, aunque creo que uno de los problemas que hay es que somos animales de imitación y además se nos pegan los malos vicios, la mayoría de los adultos o por lo menos bajo mi visión se pasan el día quejándose de todo, el trabajo, la vida, la política, los kilos, ¿ pues los “casi adultos” qué van hacer?, menos mal que a ellos todavía les queda algo ilusión, esperanza y ganas. Yo por lo menos a los que me rodea intento explicarles que las quejas no sirven, hay que buscar soluciones, ya que todo se puede conseguir, siguiendo un camino del respeto, sino te gusta algo, cámbialo…

    3 mayo, 2017 at 10:58 am Responder
  • Nieves

    Qué buen enfoque. Yo no tengo trato directo con adolescentes a día de hoy, pero confieso que me inquietan…

    5 mayo, 2017 at 1:27 pm Responder
Post a Comment

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:Responsable: Cristina Quiles + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web laquiles.com + info